Refectorio

El Refectorio es el lugar donde la Comunidad se reúne para reparar sus fuerzas con el alimento corporal, prolongando así la comunión eucarística y anticipando la comunión del banquete eterno. Allí las monjas expresan su comunión con Dios y con las demás al servirse unas a otras en caridad, al compartir un mismo alimento y escuchar juntas una lectura espiritual.

«Sírvanse unos a otros con caridad.» (RB 35,6)