Trinidad-salterio-Cantorbery






El Credo

¿Creo en lo que digo? Esta confesión de fe:

¿es auténtica?

¿o lo digo de memoria porque se debe decir?

¿O creo a medias?

Francisco

Los domingos y solemnidades, después de la homilía, y de un oportuno silencio, todos se ponen de pie y se canta o se dice el Símbolo o profesión de fe. El credo tiene su origen en la liturgia bautismal, donde los adultos, antes de recibir el bautismo en nombre de la Trinidad, deben profesar su fe en la Trinidad. En el rito bautismal la transmisión del Símbolo de la fe se hace ante la Comunidad reunida con estas palabras: «Amados electos, escuchen las palabras de la fe, por la cual recibirán la justificación. Son pocas pero contienen grandes misterios. Recíbanlas y consérvenlas con sincero corazón». Y el rito de preparación inmediata prevé una oración antes de la recitación del símbolo: «Señor, concede a nuestros electos, que conocieron el designio de tu amor y los misterios de la vida de Cristo, confesarlos con su palabra, conservarlos por la fe y cumplir tu voluntad con sus obras. Por Jesucristo nuestro Señor.

Misal. Ritual Romano de los Sacramentos.

Podemos decir que en el Credo

el creyente es invitado

a entrar en el misterio que profesa

         y a dejarse transformar por lo que profesa.

Lumen Fidei 45

Share the Post