S_francesco-dona-il-mantello-alluomo-povero






SAN FRANCISCO DE ASÍS

Se celebra el 4 de octubre

 

Las oraciones de la Misa dibujan hoy un retrato fiel de San Francisco (1182-1226). El hombre de Dios «ha dejado su casa, ha abandonado su herencia, para desposarse con la Dama Pobreza, y el Señor lo llamó a su servicio” (antífona de entrada y de comunión). Francisco ha llevado «una vida humilde y pobre, a imagen de Cristo”, lleno «de alegría y de caridad”(oración de entrada y Evangelio), ha entregado toda su vida al misterio de la cruz (oración sobre las ofrendas y primera lectura); en”la generosidad de su corazón de apóstol”, se ha puesto al servicio de todos para salvarlos (oración post-comunión). Francisco de Asís es, sin duda, el santo cuya vida ha reproducido más fielmente los rasgos de Jesús. Los días en los que, en San Damián, escuchó al Crucificado que le decía: «Ve y repara mi Iglesia en ruina”(1206) hasta el día en el que, en l’Averne, recibió los estigmas de la Pasión (1124) y aquel en el que murió, extendido en la tierra, cerca de Santa María de los Ángeles (1226), todo a lo largo de la vida itinerante que llevó con sus hermanos, a quienes, por humildad, llamó los Hermanos menores (1209), Francisco no tuvo otra preocupación que la de poner sus huellas en las de Jesús para vivir las Bienaventuranzas. «Felices los pobres”, Francisco entero está en estas palabras. Alegría y pobreza, alegría que nace de la pobreza, simplicidad de corazón, humilde adhesión a los ministros de Jesucristo, compasión para con todos los hombres, y más allá de los hombres, para todas las criaturas, tal es el secreto de la felicidad que Francisco enseñó a sus hermanos y a sus hermanas, el mensaje permanente que transmite en la Iglesia.

Revista Magnificat 2004

Oraciones de la Misa de San Francisco de Asís

ORACIÓN COLECTA

Dios nuestro, que otorgaste a san Francisco de Asís la gracia de seguir gozosamente a Cristo en una vida de pobreza y humildad, haz que, a ejemplo suyo, nuestra preocupación esencial en esta tierra sea la de amar y seguir a tu Hijo, Jesucristo, que vive y reina contigo…

ORACIÓN SOBRE LAS OFRENDAS

Acepta, Señor, nuestros dones y prepáranos a celebrar el memorial de la pasión de tu Hijo, que tan honda huella dejó en el alma y en el cuerpo de san Francisco. Por Jesucristo, nuestro Señor.
 

ORACIÓN DESPUÉS DE LA COMUNIÓN

Señor, que esta sagrada comunión nos haga amar profundamente a Cristo y a los hombres para que, a ejemplo de san Francisco de Asís, procuremos sin cesar el bien de nuestros hermanos. Por Jesucristo, nuestro Señor.
Tags:

Share the Post