Pinceladas Litúrgicas

Del mismo modo, acabada la cena, tomó este cáliz glorioso en sus santas y venerables manos, dando gracias te bendijo, y lo dio a sus discípulos diciendo: Tomen y beban todos de él, porque este el cáliz de mi sangre, Sangre de la alianza nueva y eterna; que será derramada … Leer más

La orden del Señor, en la Última Cena, “Haced esto en memoria mía”, llevó a la Iglesia a repetir sus gestos y sus palabras y así renovar la cena en la que se ofrece el verdadero sacrificio de Cristo y de la Iglesia. El relato de la institución de la … Leer más

Luego, el sacerdote extiende las manos sobre las ofrendas y dice: “Bendice y acepta, oh Padre, esta ofrenda, haciéndola perfecta, espiritual, y digna de ti, de manera que se convierta para nosotros en el Cuerpo y la Sangre de tu Hijo amado, Jesucristo, nuestro Señor”. La palabra “epíclesis” significa “invocación”. … Leer más

siguiente oración vuelve sobre el tema del Te igitur, es decir, insiste sobre la aceptación de la ofrenda: “Acepta, Señor, en tu bondad esta ofrenda de tus servidores y de toda tu familia santa; ordena en tu paz nuestros días, líbranos de la condenación eterna y cuéntanos … Leer más

Plegaria Eucarística: Communicantes

“En comunión con toda la Iglesia veneramos ante todo la memoria de la gloriosa siempre Virgen María, Madre de Jesucristo, nuestro Dios y Señor, la de su esposo san José, la de los santos apóstoles y mártires Pedro, Pablo, Andrés, Santiago y Juan, Tomás, … Leer más

Intenciones eclesiales: “Ante todo por tu Iglesia santa y católica: para que le concedas la paz, la protejas, la congregues en la unidad y la gobiernes en el mundo entero, con tu servidor el Papa N., con nuestro obispo N., y con todos los que, fieles a … Leer más

El canon Romano o Plegaria Eucarística I, después del canto del Santo, retoma el tema de la petición de aceptación de las ofrendas con estas palabras: “A ti pues Padre misericordioso, te pedimos humildemente, por Jesucristo tu Hijo, Señor nuestro, que aceptes y bendigas estos dones, este sacrificio puro y … Leer más

El Santo se inspiró principalmente en Isaías 6,3: “Santo, Santo, Santo es el Señor de los ejércitos, llena está toda la tierra de tu gloria”. Isaías contempla a Dios en los cielos y ve a los ángeles que le aclaman, destacando su santidad y la irradiación de su gloria en … Leer más

El Santo es una proclamación comunitaria y jubilosa del Prefacio. Ante las maravillas obradas por Dios proclamadas en el Prefacio, toda la asamblea, unida al coro de los ángeles, alaba y glorifica al Señor, llena de alegría. Se aclama la santidad de Dios en sí mismo: “Santo, Santo, Santo es … Leer más

En la parte central del Prefacio se alaba al Padre por un motivo específico, de acuerdo con la fiesta o con el tiempo litúrgico que se celebra. Así, por ejemplo, en el Prefacio de Pascua I, decimos:
“Porque Él es el verdadero Cordero que quita el pecado del mundo: muriendo, destruyó … Leer más

La palabra Prefacio puede tener un sentido local y entonces significa hablar ante Dios o ante la asamblea, proclamando las maravillas del Señor, o puede poseer un sentido temporal y significa entonces hablar con anterioridad, es decir, comenzar a proclamar la oración eucarística, de la cual el Prefacio es el … Leer más

“Con la Plegaria eucarística, oración de acción de gracias y de consagración llegamos al corazón y a la cumbre de la celebración” (CIC 1352).

Esta Plegaria Eucarística comienza con un diálogo: “El Señor esté con ustedes” – “Y con tu espíritu” . “El Señor esté con ustedes” es una expresión de … Leer más

La Plegaria Eucarística tiene sus raíces en la acción de gracias judía que el padre de familia pronunciaba en la cena pascual y en general en las comidas solemnes. Era el padre de familia quien en voz alta dirigía a Dios la acción de gracias. Había un diálogo inicial, en … Leer más

de las “oraciones sobre las ofrendas” insisten en que los dones sean aceptados por la bondad del Señor. Es debido a que nuestras ofrendas son siempre pobres y limitadas y su verdadero valor reside en que se unan a la ofrenda que el mismo Jesús hace al Padre. Por eso, … Leer más

“Oremos hermanos para que este sacrificio, mío y de ustedes, sea agradable a Dios Padre todopoderoso…”

a las puertas del corazón de la celebración de la Eucaristía que es la plegaria eucarística. En la Edad Media antes de entrar este “santo de los santos” se pedían oraciones de … Leer más

sacerdote, de pie a un lado del altar, se lava las manos, expresando por este rito su deseo de purificación interior, diciendo: “Lava del todo mi delito, Señor, y limpia mi pecado”.

el origen del rito había un doble motivo: por un lado, estaba la necesidad práctica … Leer más

La incensación de las ofrendas, del altar, del celebrante y del pueblo, es libre. Es una acción de uso milenario y sobre todo tiene un significado en la Biblia: “Que mi oración suba hasta ti como el incienso” (Salmo 141,2). El incienso es un signo de homenaje a … Leer más

“Acepta, Señor, nuestro corazón contrito y nuestro espíritu humilde; que éste sea hoy nuestro sacrificio y que sea agradable en tu presencia, Señor, Dios nuestro”.
 

oración la pronuncia el sacerdote inclinado y en secreto. Nos da, una vez más, el sentido que tiene que tener la Misa: … Leer más

En realidad este era un antiguo uso greco-romano y judío porque en aquel entonces el vino tenía demasiado alcohol. Pero poco a poco este gesto fue asumiendo un valor alegórico. El agua, según el libro del Apocalipsis, representa a la humanidad (cf. Apoc. 17,15). Por eso san León Magno (siglo … Leer más

Las oraciones de presentación del pan y del vino están inspiradas en las bendiciones judías de las comidas importantes, por ejemplo, la de la cena pascual. Se alaba a Dios por su santidad, por su grandeza y por los dones que nos da. Bendecimos a Dios por su generosidad para … Leer más

 

Las oraciones de presentación destacan la colocación de los dones del pan y del vino sobre el altar y van creando el ambiente apropiado para la acción de gracias. Si el canto continúa durante este rito de presentación, las oraciones, naturalmente, se dicen en voz baja; si no hay canto, … Leer más

Desde el principio, junto con el pan y el vino para la Eucaristía, los cristianos presentan también sus dones para compartirlos con los que tienen necesidad. Esta costumbre de la colecta (cf 1 Co 16,1), siempre actual, se inspira en el ejemplo de Cristo que se hizo pobre para enriquecernos … Leer más

Terminada la oración universal, los fieles se sientan… los ministros colocan sobre el altar el corporal, el purificador, el cáliz, la palia y el misal. Conviene que los fieles expresen su participación en la ofrenda llevando, alguno de ellos, el pan y el vino…
Leer más

En la oración universal, u oración de los fieles, el pueblo responde en cierto modo a la Palabra de Dios recibida en la fe y, ejercitando el oficio de su sacerdocio bautismal, ofrece súplicas a Dios por la salvación de todos. Conviene que esta oración se haga de ordinario en … Leer más

¿Creo en lo que digo? Esta confesión de fe:

¿es auténtica?
¿o lo digo de memoria porque se debe decir?
¿O creo a medias?
Francisco

Los domingos y solemnidades, después de la homilía, … Leer más

En cuanto a la predicación, sobre todo la homilía dominical es verdaderamente un instrumento privilegiado para el primer anuncio. Por este motivo, como ha pedido la precedente Asamblea General Ordinaria, las predicaciones han de ser preparadas con cuidado, prestando atención al corazón del mensaje que se desea transmitir, al carácter … Leer más

El Evangelio es proclamado por el diácono o el Sacerdote que preside. Esto nos ayuda a comprender que es el centro privilegiado de la Biblia y que su proclamación en la liturgia es el ápice de la Liturgia de la Palabra. Es Cristo mismo quien habla.
Jeremy Driscoll osb … Leer más

Para San Agustín el canto es el que puede sacar al hombre del tedio ante lo impenetrable, elevando su corazón y con ello todo su ser.

“Cantadle un cántico nuevo, cantadle con maestría (Sal 32,3). Cantar a Dios con maestría consiste en esto: cantar con júbilo. ¿Qué significa cantar con júbilo? … Leer más

respuesta a la segunda lectura no cantamos un salmo. De este modo la lectura nos ha preparado a lo que seguirá: es decir la proclamación del Evangelio como gozosa culminación de la liturgia de la Palabra. Así, después del silencio, nos ponemos de pie y cantamos, no una, sino … Leer más

del Salmo Responsorial, se lee la Segunda Lectura, tomada del Nuevo Testamento, de las Cartas de los Apóstoles. Esta lectura es muy importante, porque la Iglesia se apoya en el testimonio de los Apóstoles. Cada Domingo, Pedro, Juan o sobre todo Pablo, está realmente presente en la asamblea, iluminándola … Leer más